La leyenda de La Llorona

La Llorona es un alma atormentada que deambula por las calles guatemaltecas. Con su grito desgarrador y desesperado intenta encontrar a sus hijos, los mismos que ha matado con sus propias manos y los que jamás encontrará, puesto que el castigo por semejante atrocidad es ser un alma pérdida que nunca tendrá paz.

La leyenda de La Llorona Guatemala

Suele aparecer y desaparecer por las calles de la Antigua, cerca de las piletas, con un vestido blanco que deslumbra. ¿Alguna vez has visto una mujer con vestimenta similar que se desvanece de la nada o has sentido escalofríos al caminar por esa zona? Si tu respuesta es afirmativa, entonces has tenido un encuentro con ella.

Contenido del artículo

Historia

María era una joven y bonita mujer que existió en épocas coloniales. Estaba casada con un hombre mucho mayor que ella, pero millonario, que tenía por costumbre complacerla en todo, por lo que, trabajaba incansablemente para pagar sus gustos y caprichos.

Gracias al esfuerzo del caballero, la pareja llevaba una vida acomodada y tanto María como sus pequeños hijos estaban rodeados de lujos y bienestar. Sin embargo, mientras el esposo era respetado por la alta sociedad de la época y conocido por ser un hombre correcto, responsable y amoroso, la mujer era conocida por despilfarrar las riquezas de su marido y gastar dinero en grandes fiestas.

Cuando el esposo de María muere de forma inesperada, ella hereda todo su dinero, el cual no duraría mucho tiempo, debido a los excesos y a la vida descontrolada que la mujer llevaba. Tras quedarse sin un centavo y al no querer trabajar, ella decide vender sus bienes, pero el dinero obtenido también se terminó rápidamente.

Al ver que no podía mantener su estilo de vida y que ni siquiera tenía cómo alimentar a sus hijos, María tomó una terrible decisión y una mañana salió de su casa muy temprano en compañía de sus pequeños con la excusa de que irían a dar un paseo a las afueras del pueblo.

Luego de varias horas de camino llegaron hasta un caudaloso río, al que la mujer arrojó sus hijos sin piedad para que se ahogaran. Después del atroz acto, volvió sola al pueblo, donde en horas de la noche comenzó a sentir arrepentimiento y vestida con un vestido blanco y con un velo que tapaba la vergüenza de su rostro, salió en búsqueda de los cuerpos de sus retoños.

Al llegar al río y no encontrar los pequeños cuerpos, María se arroja al agua gritando desconsolada y preguntando “¿Dónde están mis hijos?”. Ella también muere ahogada y condenada a nunca más encontrarlos.

Desde entonces, la Llorona aparece a partir de la medianoche por las calles de Guatemala con su vestido blanco y el velo que cubre su rostro. Se dice que su caminar es lento, que desaparece repentinamente cerca de lugares donde haya agua y que no deja de lamentarse con la frase “Aaay, mis hijos” y de preguntar con un grito aterrador “¿Dónde están mis hijos?”.

Datos

  • La Llorona es una de las leyendas de espantos y apariciones más populares de Guatemala.
  • Se dice que cuando la Llorona se detiene en la puerta o cerca de las ventanas de las casas, es porque la familia pasará por muchas tristezas y penas.
  • Si los gritos y lamentos de la Llorona se escuchan cerca es porque está lejos, pero si se escuchan lejos es porque está cerca.
  • Algunas personas afirman que han visto a la Llorona deambular a bordo de un carruaje, cerca de ríos.
  • Existe una versión de la Leyenda de la Llorona que cuenta que María le fue infiel a su esposo y que tuvo un hijo fuera del matrimonio.

Deja un comentario